Réquiem por Ciudadanos

undefined

Con la desaparición de Ciudadanos, sólo se alza una opción reformista: 'Cree', que se estrena el próximo 9 de junio en las Elecciones al Parlamento Europeo.

Menos votos que PACMA (22.481 frente a 34.026). Así ha sido el triste final de Cs en Cataluña. Un partido que lo fue todo y que ahora no es nada. Enterrado por la ceguera de sus líderes, que no han sabido dar salida a las expectativas de sus votantes ni al talento de sus militantes. Una dirección empeñada en eliminar a aquellos que despuntaban, en lugar de recompensarles por su brillantez y por el trabajo bien hecho. De aquellos barros, estos lodos.

El primer clavo en el ataúd lo supuso el que Inés Arrimadas ni siquiera se presentara a la investidura tras conseguir los naranjas ser la fuerza más votada tras las Elecciones de diciembre de 2017, seguido después por la torpeza supina de llevarse a la líder al parlamento nacional. Cualquiera que aspire a hacer sus pinitos en política debe saber que lo simbólico es fundamental. Especialmente en un país como España, que es capaz de aguantar estoicamente que lo traten como un zapato y que le arranquen sus derechos, pero que salta a la arena cuando se atacan los símbolos. Un rasgo de las naciones románticas y quijotescas.

El sentimiento de traición, de abandono y de utilitarismo prendió con facilidad en un electorado que -como mucha gente en el conjunto del país- no entendió nada. Una muestra palmaria de que se abandonaba el ideario reformista para tratar de reemplazar a un Partido Popular en horas bajas como fuerza hegemónica de la derecha. Al final, ni una cosa ni la otra, y cuando el partido que había nacido para ser útil decidió dejar de serlo, el descenso hacia los infiernos fue inevitable. La credibilidad estaba hecha añicos y ni el relevo de Rivera pudo impedir la descomposición. Lo que fue una oportunidad de refundación se perdió. El militante siguió sin ser escuchado y el simpatizante se quemó.

Ahora, una vez pasadas las elecciones en Cataluña, queda patente que Ciudadanos ha muerto. Ya no existe como fuerza política efectiva, capaz de articular un proyecto serio ni de movilizar el voto. Por esta razón, ese voto reformista que sí existe y que es -pese a todo- mayoritario entre los españoles, tiene que enfocarse en nuevas formaciones que estén dispuestas a poner en práctica este ideario y ser precisamente eso, útiles para la vida política española. Con este propósito ha nacido 'Cree', liderado por Edmundo Bal. Con este propósito, el 9 de junio habrá una papeleta en todos los colegios electorales.