La deliberación del TC reprime la rebelión interna contra el PSOE de Espadas

La revisión de sentencias a condenados por los ERE da un respiro a la Ejecutiva socialista frente a la oleada de críticas internas

Reunión de la Ejecutiva de Espadas. Foto: PSOE-A
photo_camera Reunión de la Ejecutiva de Espadas. Foto: PSOE-A

La revisión de sentencias por parte del Tribunal Constitucional (TC) continúa exonerando a condenados por la trama de corrupción de los ERE con la salida de la cárcel del exdirector general de la Agencia IDEA, Miguel Ángel Serrano Aguilar, condenado a seis años y medio de prisión y 17 años de inhabilitación; o los pronunciamientos en la misma línea sobre las sentencias de exconsejeros condenados como Magdalena Álvarez, Antonio Fernández o Martínez Aguayo.

De esta manera antiguos cargos socialistas como los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, o exconsejeros como Zarrías esperan impacientes el pronunciamiento del TC para aminorar la carga de la condena impuesta por la Justicia ante el mayor caso de corrupción de nuestra historia reciente.

La modificación en las condenas impuestas está volviendo a unir al PSOE andaluz en torno a las figuras de aquellos que fueron condenados por los ERE, como así se desprende en las redes sociales de los críticos con la gestión del secretario general de los socialistas andaluces, Juan Espadas. "Os esperamos en casa", publica uno de los críticos sobre la revisión de las citadas condenas, Luis Ángel Hierro.

Idéntica situación se está viviendo en agrupaciones provinciales leales a Espadas como el PSOE de Cádiz que controla Juan Carlos Ruiz Boix donde ha pedido pedido a la militancia socialista defender "con orgullo" el legado de Manuel Chaves y de los gobiernos socialistas en la Junta.

"Andalucía no se concibe sin la gestión de Manuel Chaves, un presidente que vertebró la comunidad y que fue el verdadero padre del actual Estatuto de Autonomía aprobado en 2007", defiende Ruiz Boix.

La vuelta a la primera línea política de los condenados por los ERE ya la anticipó el propio Pedro Sánchez durante la campaña de las europeas en el mitin de Benalmádena (Málaga) cuando nombró desde el atril a Magdalena Álvarez, presente en el acto a pesar de su condena por los ERE, como víctima del “vil ataque de la derecha y la ultraderecha”. 

Instantánea del momento en el que Sánchez cita a la exconsejera Magdalena Álvarez, presente en la campaña de las europeas.
Instantánea del momento en el que Sánchez cita a la exconsejera Magdalena Álvarez, presente en la campaña de las europeas. Fuente: PSOE

De esta manera, la Ejecutiva Federal iniciaba ya un camino que ahora con las revisiones del TC se emplea como salvoconducto para restituir el "legado" de aquellos que en su día fueron condenados por la Justicia para, al mismo tiempo, apuntalar los liderazgos de Sánchez y Espadas en sus horas más bajas. 

Cabe destacar que en el siguiente Pleno del Tribunal Constitucional que se celebrará el 16 de julio se deliberará sobre los siguientes recursos de amparo: Manuel Chaves, Gaspar Zarrías, Antonio Vicente Lozano, condenados a inhabilitación por delitos de prevaricación a la vez que se estudiarán las demandas de amparo de José Antonio Griñán y del histórico socialista de Lucena del Puerto, Juan Márquez Contreras, condenados por delitos de prevaricación y malversación.

Mientras tanto desde la Junta de Andalucía a través del consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, insisten en las 134 piezas pendientes de los ERE ante un caso de corrupción y "robo" que "no ha acabado"; por lo que vaticinan que con las revisiones del TC "se pone en peligro total la recuperación del dinero que no se destinó para los fines previstos" en las ayudas sociolaborales y a empresas en crisis.