Andalucía/EspañaZZ_Destacado-portada

Los últimos Presupuestos del Gobierno andaluz del cambio están engordados con 5.900 millones de fondos UE

Sanidad, Educación y Servicios Sociales copan casi el 61% del gasto no financiero. Moreno ha pedido a la oposición «altura de miras» para poder sacar las cuentas adelante y Bendodo ha avisado de que decirle que no sería un «error histórico»

N. Acedo

Han llegado hoy al Consejo de Gobierno impregnados de una resbaladiza atmósfera negociadora. Allí, los integrantes del núcleo duro del Ejecutivo andaluz de PP y Ciudadanos que comanda Juanma Moreno ha dado luz verde al cuarto proyecto de Presupuestos de la legislatura del cambio, el de 2022, que ya ha sido remitido al Parlamento regional donde ahora se jugará el acabar o no en un cajón.

Está dotado con 43.816 millones de euros, 3.253 más que el ejercicio anterior, lo que supone un aumento de algo más del 9%, si se incluyen los fondos que en teoría llegarán de la Unión Europea (UE). Es más, la novedad principal de estas cuentas es la importante inyección que recogen de dinero procedente de Bruselas a través de los diversos mecanismos que se han puesto en marcha para combatir los efectos de la pandemia causada por el coronavirus. El proyecto presupuestario refleja 5.900 millones de esos fondos UE -de los que Andalucía aporta 461 de cofinanciación -distribuidos entre el marco comunitario 2014-20, en concreto 2.512,7 millones de éste; el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), con 1.811,1; recursos procedentes del REACT-EU por importe de 1.263,8 millones; y del nuevo marco comunitario 2021-27, al que se cosen 312,2.

De hecho, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha aseverado que se trata de los Presupuestos «más europeos» de la historia de la autonomía, que son «responsables» y que con ellos se busca como objetivos esenciales dinamizar la economía y el empleo, así como reforzar los servicios públicos. En relación a esto último ha destacado que sanidad, educación y políticas sociales representan el 60,6% del gasto no financiero, en conjunto 23.585,8 millones, y si se agrega el modelo de financiación de las universidades, el porcentaje se estira hasta el 65%.

La sanidad vuelve a acaparar el mayor incremento de las cuentas, en línea con lo que ha sucedido en toda la legislatura, y la Consejería de Salud y Familias suma 1.128 millones más que en 2021 hasta alcanzar los 12.900,5, lo que significa un alza del 9,6% y el 7,4% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz.

La Consejería de Educación y Deporte, de su lado, dispondrá de 618,9 millones más que este año, es decir, verá mejorado su parte del global en un 8,4% hasta llegar a los 8.016,2 millones. Y el modelo de financiación de universidades, por su parte, habrá aumentado en 190 millones desde 2018, hasta los 1.720,5 millones, tras subir en 50 en 2022, de acuerdo a lo previsto. Gracias a esas cifras, el gasto en educación, teniendo en cuenta la universitaria, se sitúa en el 5,5% del PIB, a la luz de los datos ofrecidos por el Gobierno autonómico.

La partida asignada a Dependencia también mejora, en su caso en 221,4 millones, al ascender un 15,6%, hasta los 1.635,2 millones.

Más allá de los servicios públicos, el segundo gran pilar de los Presupuestos diseñados por la Consejería de Hacienda son las inversiones, que alcanzan, a la luz de lo pintado, algo menos de la cuantía que vendrá de la UE: 5.666,4 millones, tras crecer en 1.677,1, lo que representa una elevación del 42%.

De las 11 consejerías en las que está dividido el Ejecutivo andaluz, cuatro verán incrementada su dotación por encima del 25%: Fomento, con un 29, 4, Agricultura, con un 25,9%, Turismo, con un 26,4; y Presidencia, con un 27,3%. Mención aparte merece Hacienda, a la que se asocia una subida del 80%, que su titular ha achacado a los fondos europeos, y el departamento de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, el único cuyo aporte descenderá, con detalle en un -2,2%.

Bravo ha afirmado que se ha dejado al margen «la ideología» a la hora de elaborar estas cuentas, para que puedan apoyarlas los grupos de la oposición, pero lo cierto es que está en el aire el que el proyecto logre la mayoría parlamentaria que necesita para su aprobación. Es más, Unidas Podemos por Andalucía ha anunciado ya hoy que presentará una enmienda a la totalidad y Vox, que posibilitó la investidura de Moreno y respaldó las tres leyes presupuestarias anteriores, ha adelantado que también lo hará antes de que expire el plazo, si el presidente no da «señales de cambio».

Desde el PSOE-A se lamentan ahora de que, a su juicio, el PP haya desperdiciado una «oportunidad histórica» al «despreciar» la mano que le tendieron, tras semanas de supuesta negociación.

Con todo, Moreno ha mostrado su confianza en que los partidos tengan «altura de miras» para sacar el Presupuesto adelante, mientras el portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, ha advertido de que quien diga «no» a las cuentas autonómicas estará cometiendo «un error histórico».

Previsiones de crecimiento económico y hasta 125.000 empleos

El proyecto esbozado contiene unas previsiones de crecimiento para 2021 del 6,5%, medio punto por encima de las existentes para el conjunto de España, que se expandirá hasta el 7% en 2022, según lo expuesto por el consejero Rogelio Velasco, lo que, de cumplirse los pronósticos del Ejecutivo regional, sería un 2,7% por encima de los países del euro. Si los nubarrones económicos que todavía se ciernen sobre la economía mundial no lo impiden, se crearían entre 110.000 y 125.000 empleos el ejercicio que viene, pese a que la lista de parados es de 809.410 personas en la comunidad.

Y en las cuentas se ha encajado además una partida de casi 1.000 millones del fondo covid del Gobierno central, que ya no existe, como ha puesto de manifiesto la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Son con detalle 943 millones que es previsible que el Ejecutivo andaluz reclame al estatal tras concluir la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) que el 40% del gasto sanitario extraordinario de las regiones ligado a la pandemia, esto es, la mencionada cuantía, se ha consolidado.

Tanto Bravo como Bendodo se han empeñado en desligar la aprobación o no final de los Presupuestos de 2022 con el hipotético adelanto electoral que sobrevuela la arena política autonómica desde hace meses.

También te puede interesar

No se puede comentar.



Publicidad

CSIF MAYO 2022 - REACT 23 MAYO

Más noticias sobre:Andalucía/España