Las claves del Recre de cara al próximo curso

El club blanquiazul se despidió de las opciones de play-off la pasada jornada tras su derrota en Granada y ya piensa en la planificación de la siguiente temporada
RECRE
photo_camera RECRE

La temporada del Recreativo de Huelva ha sido buena, teniendo en cuenta que era un recién ascendido a 1RFEF y, aunque, estuvo cerca de hacerse con un puesto en los play-off de ascenso a 2ª División que tanto ansían.

Pero, la ilusión se instaló de gran modo entre el equipo y aficionados y pese a que hora parezca un fracaso, se está construyendo un proyecto sólido que devuelva al Decano a las cuotas más altas del fútbol nacional que abandonaron hace una década.

La renovación de la pasada semana del entrenador del club blanquiazul, Abel Gómez, deja clara su apuesta por la continuidad de un proyecto que arrancó en Segunda Federación y cuyo objetivo es llegar a La Liga Hypermotion cuanto antes.

Asimismo, dos de los baluartes del equipo Caye Quintana y Rubén Gálvez han prolongado su vinculación con los onubenses hasta 2027.

Además, Antonio Domínguez, David del Pozo, Rubén Serrano y Luis Alcalde tienen clara su continuidad en el Recre con contrato hasta 2025 los dos primeros, 2026 y 2027 respectivamente. Por lo tanto, la columna vertebral del club blanquiazul parece bien protegida.

Por otro lado, algunos jugadores como Álvaro Bustos o Miguelete, fichajes de invierno, así como Raúl Navas o Gorka Iturraspe tienen un pie y medio fuera. Pese a que este último es el que más posibilidades tiene de quedarse.

En la mente del aficionado está el nombre de Josiel y Alberto Trapero dos jugadores importantes desde su llegada al Estadio Nuevo Colombino.

El primero tiene serias opciones de renovar, mientras que el segundo no está teniendo muchas oportunidades en las últimas jornadas, pese a que su intención es continuar en el Recre como decía a Huelva Hoy hace unas semanas.

El excelente rendimiento de jugadores como Rahim Alhassane has suscitado el interés de algunos equipos como el Real Oviedo. Por lo tanto, parece que será un verano movido en los despachos de Óscar Arias que debe intentar armar un equipo competitivo y con un buen fondo de armario si quiere estar arriba de principio a fin.