Recordando a Raúl Molina

El jerezano estuvo dos temporadas en el Recreativo de Huelva erigiéndose como el 'hombre gol' de la temporada del ascenso, 2001-02, y en el curso que alcanzaron la final de la Copa del Rey en 2003
Raúl Molina fue uno de los héroes del ascenso en 2002 y del equipo que alcanzó la final de la Copa del Rey al año siguiente. Fuente: Twitter oficial del Recreativo de Huelva
photo_camera Raúl Molina fue uno de los héroes del ascenso en 2002 y del equipo que alcanzó la final de la Copa del Rey al año siguiente. Fuente: Twitter oficial del Recreativo de Huelva

Raúl Molina estuvo durante dos temporadas y media defendiendo los colores del Decano. Durante este periodo vivió un ascenso a Primera División, tras 24 años sin estar en la máxima categoría del fútbol nacional.

Asimismo, aquella temporada 2002-03, el conjunto onubense perdió la categoría, pero es recordado por haber disputado la final de la Copa del Rey contra el Mallorca, aunque cayó por 3-0.

Raúl Molina marcó el primer gol en el regreso del Decano a 1ªDivisión 24 años después. Fuente: Twitter oficial del Recreativo de Hueva
Raúl Molina marcó el primer gol en el regreso del Decano a 1ªDivisión 24 años después. Fuente: Twitter oficial del Recreativo de Hueva

El delantero jerezano llegó procedente del Atlético de Madrid 'B', donde coincidió con jugadores de la talla de Fernando Torres, después de haber marcado 15 goles en la temporada 2000-01.

El míster de aquel Recre, Lucas Alcaraz, apostó fuerte por él y no se equivocó. Molina fue fundamental en un equipo que estuvo arriba toda la temporada y que en la penúltima jornada ascendió ante el Xerez con doblete de Fernando Soriano.

El punta andaluz anotó 15 goles vitales para lograr el retorno a Primera después de más de dos décadas de ausencia

En la segunda vuelta, llegó Antoñito procedente del Sevilla en calidad de cedido y entre los dos formaron una de las mejores delanteras, el sevillano marcó 7 goles en 18 partidos, que se recuerdan en el Nuevo Colombino. Aquella temporada, se estrenó el nuevo estadio en el mes de noviembre y, llegó para la mejor de las ocasiones.

Tras lograr el ascenso, arrancó la temporada 2002-03 y como no podía ser de otra forma, Molina fue protagonista en el primer partido del retorno.

Suyo fue el tanto, que inauguró el curso frente al Málaga en un partido donde los albiazules empezaron ganando 2-0 gracias al gol del propio Molina y de Viqueira, pero los malacitanos terminando volteando el marcador por dos a tres con hat-trick de Musampa.

Los onubenses terminaron penúltimos y perdieron la categoría, aunque el gaditano realizó un gran curso con 10 goles en la Liga, récord hasta la 2007-8 donde Sinama-Pongolle anotó 12, y dos en la Copa del Rey. Anotó en octavos frente al Betis, el tanto que dio el pase a la siguiente ronda.

Asimismo, suyo fue uno de los goles en la ida de las semis contra el Osasuna, que permitió a los albiazules llegar hasta la final. Tras esto, el Espanyol lo fichó aquel verano, pero las cosas no le fueron bien en la Ciudad Condal.

Regresó en el mercado invernal de la 2003-04 a Huelva, donde se reencontró con su olfato goleador marcando seis tantos en 20 partidos en la segunda vuelta. En total, Molina marcó 33 goles en dos temporadas y media con el Recre, lo que lo convirtieron en un jugador muy querido por la afición.

Después, pasó por el Rayo Vallecano; Albacete y Racing Portuense donde colgó las botas en 2008. A todo esto, se enroló en el organigrama de la cantera del Recreativo.

En el 2022, Molina acudió como tercero en las listas de Vox en Huelva, aunque no tuvo éxito y, este año se presentó como candidato a ser el delegado onubense de la RFAF, Real Federación Andaluza de Fútbol, junto a César Vera Vallejo, pero tampoco fructificó tras la victoria de Pablo Lozano.